Beneficios de una vida con propósito

Hay cinco grandes beneficios de vivir una vida con propósito :

1) Conocer tu propósito le da sentido a tu vida.

Cuando la vida tiene sentido puedes soportar cualquier cosa.cuando no la tiene ,resulta insoportable.

2) Conocer tu propósito simplifica tu vida.

Esto define lo que haces o lo que dejas de hacer .tu propósito se convierte en el patrón que usarás para evaluar qué cosa son esenciales y cuales no. Formúlate esta pregunta:Esta actividad que voy a realizar, ¿me ayudará a cumplir mi propósito de vida ?

3) Conocer tu propósito enfoca tu vida .

Esto hace que dirijas todo tus esfuerzos y energías a lo que es importante .te conviertes en una persona efectiva al ser selectivo.

4) Conocer tu propósito estimula tu vida .

El propósito siempre produce entusiasmo .No hay nada que dé tanto ímpetu como tener un propósito claro.

5) Conocer tu propósito te prepara para la eternidad .

Vivir para dejar un legado terrenal es una meta que revela muy poca visión .no es malo pero el uso mas sabio de tu tiempo es que edifiques un legado eterno .no fuiste puesto en la tierra para que te recuerden , sino a fin de prepararte para la eternidad .

Emprender es aprender

emprender es aprender

Más allá de que suene bien esta frase por la similitud entre ambas palabras, es una afirmación muy cierta. Emprender te obliga a abrir tu visión a muchos aspectos que en un trabajo más clásico serían desconocidos para ti. Porque cuando montas una empresa necesitas hacer un poco de todo, y saber un  poco de todo. ¿Por qué? Simplemente porque sino no puedes tomar una decisión informada sobre tu negocio. Esto no significa que lo tengas que hacer todo ni que tengas que saberlo todo, pero tienes que aprender mucho.

Además, como las cosas no suelen salir bien a la primera, sueles aprender del fracaso, para corregir y hacerlo mejor la próxima vez.

Levanta la mano si has intentado alguna vez cumplir un propósito…

Por ejemplo, hacer de manera regular ejercicio, comer más sano, empezar a meditar, levantarte más temprano o simplemente dejar de morderse las uñas.

Sin duda todos podemos encontrarnos en alguno de esos propósitos, pero lamentablemente es común que el deseo no se convierta en acción, y parece como si estuviéramos atados a cuerdas invisibles de las que no podemos escapar. Esas cuerdas de las que hablamos se tratan de hábitos poco saludables que opacan nuestro bienestar.

Un hábito es el resultado de una acción que repites frecuentemente de forma inconsciente