Si eres un emprendedor, entonces has escuchado un muchas razones por las que no iniciar tu negocio: es demasiado riesgoso, podrías endeudarte, no dormirás, te quedarás sin vida social y muchas más. Pero a pesar de todas estas incertidumbres, las personas siguen sintiéndose atraídas al mundo del emprendimiento. Los emprendedores sueñan sus proyectos en función de resolver algún problema o proponer una mejora a cualquier cosa visible; además, tienen una capacidad innata para rodearse de las personas adecuadas con la finalidad de llevar a cabo sus planes. Son libres, destinan su tiempo y pasión para ver materializado su esfuerzo, el cual se convierte en un negocio porque viven de ello. Y tú, ¿sueñas con realizar tu proyecto de negocio o te rindes antes de iniciar?

Haz clic sobre la imagen para más información